fbpx
antes y después con el bótox en las cejas, botox precio

¿Cómo es el antes y después con el bótox en las cejas?

¿Cómo es el antes y después con el bótox en las cejas?

 

Las cejas definen en buena parte el rostro, ya que están situadas sobre los ojos, la zona de la cara que más llama la atención. Es uno de los motivos por los que deben recibir una atención especial a la hora de maquillarse, por ejemplo.

 

Pero las cejas también son una parte complicada cuando el proceso de envejecimiento hace que la piel de esta zona se vuelva flácida y caiga, afectando a la expresión del rostro.

 

Un rostro con las cejas caídas parece cansado y avejentado, algo que no se puede disimular ya que las miradas van siempre a la zona de los ojos cuando hablas con alguien, por ejemplo.

 

Por ello desde hace años se usa el bótox en las cejas, un tratamiento que cada vez se utiliza más para conseguir un aspecto rejuvenecedor y que realizamos en nuestra clínica de estética.

 

Para qué sirve el bótox en las cejas

 

Como te decíamos, el bótox para cejas tiene como objetivo levantar la piel caída que da lugar a un gesto no solo envejecido, sino que expresa tristeza y cansancio.

 

A causa de lo dicho con anterioridad, este tratamiento no se limita solo a la estética sino también a lo que muestra el rostro ante los demás.

 

Tras la aplicación del bótox en las cejas, la expresión se rejuvenece de forma natural, sin que nadie pueda apreciar el tratamiento, y esto hará que los demás tengan una mejor impresión del paciente al tiempo que nota que su autoestima crece.

 

Es el motivo por el que muchos pacientes no solo se inyectan bótox en las cejas sino también en otras zonas que rodean los ojos como los párpados, las patas de gallo o el entrecejo.

Aplicando la toxina en todas estas zonas se consigue una mejora total en el rostro evitando que unas partes aparezcan tersas y otras, caídas. Si estás pensando en someterte a este tratamiento deberías considerarlo.

 

El bótox también se utiliza para conseguir una simetría en la piel de las cejas. En ocasiones, el envejecimiento provoca que una parte de la piel esté más flácida que la otra de forma que se ve un ojo más caído que el otro.

 

Una aplicación correcta de las inyecciones de bótox en las zonas adecuadas conseguirá que el rostro recupere la simetría y la armonía, además de una piel más tersa y luminosa.

 

Del mismo modo, otros pacientes emplean el bótox para corregir las ojeras demasiado pronunciadas. En este caso lo más recomendable es consultarlo primero con el especialista, ya que no siempre es posible inyectar bótox en esta zona con resultados naturales.

 

Contraindicaciones del bótox

 

Aunque el levantamiento de cejas con bótox es un tratamiento sencillo no todo el mundo puede someterse a él.

 

A continuación enumeramos los casos en los que no es posible o recomendable inyectar bótox.

 

  • Si hace menos de un año el paciente ha tenido una intervención quirúrgica en la zona.
  • Si se ha sometido a un tratamiento en el tejido conectivo hace menos de cuatro semanas.
  • Si el paciente tiene alergia o algún tipo de reacción a la toxina botulínica.
  • Si hay heridas, quemaduras o irritación en la zona.
  • Si se sufre alguna enfermedad dermatológica.

 

Si tienes cualquier duda consulta con el especialista antes de hacer nada.

 

Cómo elevar la ceja con bótox

 

Para levantar la ceja se inyecta bajo la piel la toxina botulínica, más conocida como bótox. El efecto que tiene es provocar una parálisis muscular en la zona donde se inyecta para evitar las contracciones de los músculos culpables de formar las arrugas.

 

De hecho, el bótox levanta las cejas, pero hay personas que aprovechan también para alisar el entrecejo y arreglar las patas de gallo. La combinación de estos pequeños tratamientos hace que la expresión de rostro cambie por completo, mostrándose más joven y luminosa.

 

Antes de proceder con las inyecciones de bótox es necesario que un especialista realice un diagnóstico previo analizando la zona de las cejas y decidiendo en qué puntos exactos inyectará la toxina para que tenga el efecto deseado y que sea natural.

De este estudio previo el profesional determinará cuál es la cantidad de bótox que se va a emplear, por lo general un vial, y de ahí se calculará también el precio del tratamiento que suele estar en torno a los 200 euros.

 

Ventajas del tratamiento de bótox de cejas

 

Este tratamiento se ha hecho muy popular en los últimos años por los siguientes puntos:

 

  • Se realiza en la propia clínica y no requiere ingreso, es un proceso ambulatorio por completo.
  • No necesita anestesia total, si acaso anestesia local en caso de mucha sensibilidad de la piel a los pinchazos.
  • Se lleva a cabo en media hora

 

Cuidados tras las inyecciones de bótox

 

Aunque se trata de un tratamiento sencillo, hay que mantener algunas precauciones durante las horas siguientes a las inyecciones para que los resultados sean óptimos.

 

  • No es recomendable usar maquillaje en las primeras 24 horas
  • No se debe tocar, ni rascar, ni frotar la zona en la que se ha aplicado el bótox
  • No hay que mojarse las cejas al menos en las primeras 12 horas (aunque sí es posible tomar una ducha, pero de cuello para abajo)
  • Hay que evitar la exposición directa al sol y usar cremas de protección solar específicas para la cara.

 

Una vez que se ha aplicado el bótox la persona puede seguir haciendo su vida como siempre. En algunos casos es posible que la piel aparezca un poco enrojecida y con cierta inflamación aunque estos síntomas no van más allá de un par de días por lo que no son molestos.

 

Cuánto dura el bótox en las cejas

 

Los primeros efectos del bótox en las cejas se aprecian a los dos o tres días de haber recibido el tratamiento.

 

El efecto del bótox en las cejas suele durar en torno a los seis meses aunque, al ser un tratamiento orgánico por completo, este periodo dependerá también del tiempo que tarde el cuerpo en absorber la toxina botulínica.

 

Una forma de saber que ha llegado el momento de volver a someterse a las inyecciones de bótox es cuando la piel de las cejas recupera la movilidad y empieza a parecer caída de nuevo.

 

En esta situación lo más recomendable es visitar al especialista y él será quién decida si es hora de hacer algún retoque para mantener el efecto.