fbpx
aumento de gluteos sin cirugia Lanluma

¿Cómo tener un aumento de glúteos sin cirugía?

¿Cómo tener un aumento de glúteos sin cirugía?

 

La medicina estética no deja de avanzar, algo normal si se tiene en cuenta que cada vez hay más personas que desean hacerse retoques para verse mejor en el espejo. Unos de los tratamientos estrellas en la clínica de medicina estética de la doctora Elena Berezo es el aumento de glúteos sin cirugía

Lejos de ser una actitud frívola, estos retoques sirven en la mayoría de las ocasiones para conseguir una mejora de la autoestima y, por lo tanto, una mejora también en la calidad de vida del paciente.

Existen circunstancias como la condición genética, la acumulación de grasas, los problemas de hormonas o los efectos secundarios de un medicamento que favorecen que los glúteos caigan y tengan un aspecto poco atractivo.

Si quieres aumentar tus glúteos sin cirugia o tan solo quieres mejorar tu figura, en la clínica de medicina estética de la Dra. Elena Berezo nos ponemos a tu disposición para ayudarte a conseguir tu objetivo.

 

Métodos para el aumento y remodelado de glúteos sin cirugía

 

El aumento de glúteos sin cirugía es uno de los tratamientos de medicina estética más demandados en los últimos años, ya que es indudable que es una zona del cuerpo que ayuda a moldear el perfil del cuerpo en general.

Hasta hace poco la única forma de elevar los glúteos era mediante la colocación de implantes de silicona en una intervención quirúrgica con lo que ello implica: ingreso hospitalario, anestesia, postoperatorio, etc.

Cada vez son más las personas que demandan subir glúteos sin cirugía para evitar todas estas molestias derivadas.

Algunos de los métodos que existen para aumentar los glúteos sin cirugía son:

  • Lanluma. Es un estimulador de colágeno basado en ácido poliláctico que va rellenando la zona de manera progresiva y natural.
  • Hilos tensores o hilos suspensorios. Se insertan en los glúteos a través de dos pequeñas incisiones para elevar y tensar los glúteos.
  • Ácido hialurónico. Compuesto reabsorbible que rellena y aumenta los glúteos.
  • Láser. Consiste en la estimulación fisiológica de las grasas para que emulsionen y se disipen.

 

¿Se pueden ensanchar los glúteos sin cirugía?

 

Hoy día es posible aumentar los glúteos sin cirugía, es decir, sin pasar por el quirófano y a través de un proceso ambulatorio.

De hecho, estos procesos tienen lugar en la propia clínica de medicina estética.

Se realizan en poco tiempo y conforme sales de la clínica de medicina estética puedes seguir con tu vida al margen de algunos cuidados básicos como evitar ejercicio físico intenso. 

Al tratarse de procesos con sustancias reabsorbibles y asépticas no hay problemas de alergias ni de rechazos.

 

¿Cómo agrandar los glúteos sin cirugía ni ejercicio?

 

El ácido poliláctico es un estimulador de colágeno es decir, que se trata de una sustancia que puede producir tu cuerpo de forma natural.

Por ello, con su uso, se reduce de forma significativa el riesgo de alergias o rechazos.

Se aplica mediante inyecciones. Los efectos empiezan a ser visibles en apenas unas horas sin sufrir molestias. Se suele aplicar anestesia local para minimizar las molestias de los pinchazos.

Durante la inserción de Lanluma el especialista practicará un masaje para distribuirlo en las zonas que se desean resaltar, consiguiendo resultados muy naturales y visibles a simple vista.

Una de las ventajas que tienen estas inyecciones para aumento de glúteos sin cirugía con ácido poliláctico es que permite que el profesional moldee los glúteos a tu antojo. Esto nos permite dar la forma que les quieras dar para conseguir el perfil que desea el paciente.

El tratamiento del aumento de glúteos sin cirugía dura unos 45 minutos y, una vez que ya te has sometido a él, puedes seguir con tu vida normal desde el primer momento. 

Algunos pacientes sienten la zona un poco dolorida en los días siguientes al tratamiento, pero no es un dolor intenso y no siempre se da.

No es necesario realizar una nueva sesión hasta dentro de 18 meses, cuando los especialistas recomiendan volver a inyectar, ya que el cuerpo va absorbiendo poco a poco el ácido poliláctico y generando colágeno

En cualquier caso, lo mejor es que consultes con el especialista cuando empieces a notar que los efectos se disipan para que sea él quien te diga cuándo es el mejor momento para volver a iniciar el tratamiento de aumento de glúteos sin cirugía

En el caso de que no quieras volver a realizarte el tratamiento de aumento de glúteos sin cirugía la única consecuencia será que volverás a tener los glúteos de antes, es decir, puedes elegir no repetir el tratamiento si así lo deseas sin ningún tipo de efecto secundario perjudicial.

 

Cuidados después del tratamiento de mejorar los glúteos sin cirugía

 

El único requisito es realizar masajes en los tres o cuatro días siguientes al tratamiento para facilitar la reabsorción del ácido por parte del cuerpo.

Además, es conveniente no hacer ejercicio físico intenso durante las primeras 48-72 horas para que no afecte a la distribución del ácido hialurónico por los glúteos.

Tampoco es recomendable que no permanezcas sentada demasiado tiempo durante las dos primeras semanas, ya que eso podría provocar que los glúteos se aplanen si el ácido aún no ha sido absorbido por completo.

Por último, intenta no dormir boca arriba por el mismo motivo, para evitar ejercer demasiada presión en los glúteos en los primeros días.

 

Ventajas de tener una remodelación de glúteos sin cirugía

 

A modo de resumen, te dejamos aquí la lista de ventajas y desventajas del tratamiento de glúteos sin cirugía para que termines de evaluar si es el tratamiento más adecuado para ti.

  • No hace falta ingreso hospitalario.
  • Los procesos suelen tardar en torno a una hora por lo que no alterarán tu rutina diaria.
  • No tienen efectos secundarios.
  • No es necesario repetir la sesión.
  • Los resultados son instantáneos

 

Contraindicaciones del ácido hialurónico para aumentar los glúteos

 

El ácido hialurónico es una sustancia reabsorbible y no requiere anestesia general ni cirugía. Gracias a sus caraterísticas es muy difícil encontrar un paciente que no sea apto para someterse a este tratamiento estético.

Sin embargo, puede ser incompatible con algunas enfermedades o medicamentos. Es importante contarle al médico estético si tienes algún tipo de alergias, afecciones (en especial relacionadas con la piel) o algún problema de salud en general.

El tratamiento con Lanluma o ácido poliláctico es la solución ideal para aumentar los glúteos sin cirugía. Además no tendrás  molestias ni efecto secundario.

Tanto si ya te has decidido como si aún tienes dudas, contacta con nosotros o ven a vernos para hablar sobre tu caso concreto si necesitas un aumento de glúteos sin cirugía en Madrid.